Por qué debo ir al psicólogo?

 

Son muchas las personas que todavía siguen creyendo que eso de ir al psicólogo o a psicoterapia es una opción sólo para aquellos con enfermedades mentales graves.

Sin embargo, seguro que todos vemos la necesidad de ir por lo menos, una vez al año, al oftalmólogo a revisarnos la vista, al dentista o al ginecólogo y a un sin fin de especialistas más. Asimismo, cuando sentimos molestias, dolor o que algo en nuestro organismo no funciona, también acudimos a nuestro médico de cabecera.

Pero, ¿por qué no actuamos igual cuando se trata de nuestro estado emocional? Pasamos por alto nuestros problemas con el estado emocional y el estado de ánimo creyendo que mejorarán por si solos o que es simplemente una cuestión de tiempo.

Por eso es importante que entendamos que la salud mental no es solo la ausencia de patologías psíquicas, sino la gestión saludable de las propias ideas, teorías, modos de interpretar la realidad, las distintas emociones en los diferentes momentos de nuestra vida etc.

Entonces, ¿cuándo y por qué es conveniente acudir a psicoterapia?

holos imagen psicología

  1. Cuando detectes falta de control, dificultad para gestionar tus relaciones, tus emociones o si al tomar decisiones te sientes obligado como si no fueran decisiones propias, sino inducidas por otras personas o por el entorno.
  2. Cuando las emociones se desbordan y tienes explosiones de rabia o de llanto que no sabes como canalizar.
  3. Si de forma continuada cometes errores en tus relaciones de pareja, y renuncias a tus cosas para complacer al otro. O al revés, te impones y te frustras cuando no sale como tú tenías planificado.
  4. Cuando pasamos por situaciones difíciles y dolorosas que nos marcan y hieren: infancia sin cariño o alta exigencia, muertes o separaciones, enfermedades familiares terminales, abuso sexual, problemas escolares, etc.
  5. Si sientes baja autoestima y falta de auto-aceptación, debido a que tú mismo te conviertes en tu peor juez, boicoteándote y haciéndote sentir mal e insatisfecho y frustrado cuando te quedas a solas.

Si alguna de estas situaciones te suena familiar y crees que afecta a tu vida, llegando, incluso a limitarla en algún área, es el momento de dedicarle tiempo y energía para gestionarlas, pedir ayuda y acercarte a un especialista en terapia psicológica que te ayude y acompañe a lograr un camino de autoconocimiento, permitiéndote disfrutar de la vida de una forma saludable.

Por último, y para esos escépticos que piensan que la psicoterapia es cuestión de fe (lo típico de no creer en los psicólogos) les dejamos la siguiente frase

 

La psicoterapia altera la expresión genética; los cambios significativos de la conducta que se consiguen mediante ella se producen mediante alteraciones de la expresión de los genes que generan modificaciones estructurales en el cerebro

Kandel, Premio Nóbel de Psiquiatría (2000).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *