¿Vuelta a la rutina? 6 estrategias para mejorar nuestra motivación

Después de unos días de vacaciones y descanso es común que nos sintamos desmotivados. Tras romper con la rutina y disfrutar de unos días de relax, podemos sentir que no estamos preparados para enfrentarnos de nuevo a las responsabilidades, a los compromisos. Sin embargo, podemos combatir estos miedos preparándonos para la vuelta al trabajo. Generalmente son emociones temporales que tras un periodo de ajuste desaparecen una vez nos volvemos a familiarizar con nuestra rutina diaria.

Puedes seguir estas 6 estrategias para ayudar a motivarte estos primeros días de vuelta a la rutina:

  1. Piensa en positivo

Una actitud positiva nos ayudará a reducir la ansiedad que puede producirnos la vuelta al trabajo. Intentar encontrar el lado positivo frente a pensamientos negativos como: “Qué pereza volver al trabajo”, “Me encontraré todos los asuntos pendientes” o “No estoy preparado/a para esto”. Siempre podemos dar la vuelta a la tortilla e intentar enfocarnos en lo bueno que hemos vivido: “He disfrutado muchísimo de las vacaciones, y me siento agradecido/a de estar de vuelta en el trabajo y poder planificar mi próxima aventura”.

1

  1. Mantén la actitud vacacional

A menudo creemos que los planes de ocio y disfrute se limitan a los días de vacaciones. ¿Por qué no mantener el “chip vacacional” aunque estemos trabajando? Podemos seguir manteniendo esa sensación de vacaciones, alargar el verano, yendo a dar un paseo por la playa, disfrutando de una barbacoa con nuestros amigos, saliendo a correr aprovechando el buen tiempo, tomar algo en la terraza mientras ves el atardecer…

Sin título2

Intenta mantener esta sensación dedicando un tiempo cada día a hacer algo que realmente disfrutas y que te siga dejando ese sabor a vacaciones. Date un premio después de un duro día de trabajo.

  1. Planifica tus próximas vacaciones

Planificar nuestros próximos planes de ocio o viajes puede ayudarnos a enfocarnos en emociones positivas. Puede ser un plan de día, una escapada, un fin de semana low-cost o el viaje de tus sueños. Sea como sea, tener en mente que podrás disfrutar de unos días de relax a corto o medio plazo puede ayudarte en estos momentos. Siempre es importante tener planes agradables pendientes.

Sin título

  1. La salud es lo primero

Durante las vacaciones cambiamos nuestros hábitos de sueño y alimentación (echa un vistazo a nuestro post sobre cómo comer de forma saludable en verano), y puede resultar difícil volver a la rutina. Comer de forma equilibrada y dormir bien puede ayudarnos a sentirnos mejor ante la vuelta al trabajo.

  1. Prepárate para tener un buen día

Empieza el día con buen pie. Mímate. Disfruta de una larga ducha, un delicioso desayuno o ponte tu música favorita de camino al trabajo. Son pequeñas cosas que pueden hacernos sentir mejor y empezar con energía.

4

  1. Haz una lista de los planes que te apasionan

Si necesitas un poco de ayuda para enfocarte en los aspectos positivos, coge papel y lápiz y haz una lista de tus próximos planes. A menudo nos centramos en todos los retos y trabajos pendientes. Intenta contrarrestar estos pensamientos centrándote en 3 planes motivadores que tengas pendientes (un concierto, una cita, un café con una amiga…).

5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *